Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






NUCKIN’ FUTS "Slavery" <<
Texto: Rockllejeros marzo 25, 2015

     

El grupo que nos ocupa se llama Nuckin’ Futs. Fundado en 2012, en Barcelona, su estilo musical se basa en el thrash metal de corte más americano, con letras en inglés y cierto estilo ochentero. Sus influencias se basan en grupos referentes como Slayer, Megadeth, Metallica, Pantera o Anthrax entre otros. La formación se compone de cinco miembros: Tolo Juan como vocalista, Héctor Rodríguez a la batería, Oscar Esteve como guitarra rítmica, João Sassetti a la guitarra solista y Renato Espinoza como bajista. Tras un primer trabajo en formato EP, “Evilution”, y la buena acogida se propusieron la grabación de este LP que comentamos: “Slavery”.


Lo primero que nos llama la atención al tener el disco en nuestras manos es el grafismo de la portada. De corte ochentero en la tipografía, va acompañado de una típica alegoría como la que nos encontrábamos en los mejores tiempos del metal, en la que un hombre encorbatado queda atado cual esclavo por numerosas cuerdas o tentáculos, sentado ante su reflejo que sufre esa esclavitud, por otra parte, título del disco.


En el apartado musical, nos recibe una breve intro de poco más de un minuto, en la cual “Crimson Sky” nos deja un aperitivo acústico de guitarra, acompañado por una guitarra eléctrica en su punto final, que sirve de enganche inmediato a la siguiente pista, “Massive Life Effect”, donde nos sorprende la voz aguda y con desgarro de Tolo Juan, en un recorrido que nos evoca a los ochenta y al thrash más clásico, donde los tempos varían a lo largo de la misma y los solos de batería son cortos pero intensos, cobrando gran protagonismo junto a los guitarreos incombustibles y vertiginosos propios del género. Una demostración perfecta de lo que nos vamos a encontrar en lo sucesivo.


“Predators” continúa la estela ya marcada, con un sonido crudo y haciendo gala de un estilo contundente, donde los punteos descargan frenéticos contra las cuerdas de las guitarras y una batería incansable. Destacan los tramos de ausencia vocalista, que aprovechan el resto de instrumentos, así como una zona de valle donde nos regalan un trocito de acústico, como aquel que después de un baño caliente se da una ducha fría, un contraste perfecto para el thrash que nos ocupa, lo que lo hace impredecible (y nos encanta). “Join de butcher” tiene un carácter más psicodélico, lo que encaja a la perfección con el ritmo acelerado y con un puntito decadente de la pista. Todo acompañado del estilo personal ya comentado en el trayecto del álbum. Con “Slavery” nos encontramos ante la canción que da título al disco y no nos deja indiferentes, con un estilo que parece beber de la intro con la que comenzamos nuestra andadura musical, cargada de matices acústicos para, poco a poco, adentrarnos en la potencia sonora y carga rítmica del metal más crudo.


“Warborn Child” nos hace cruzar el ecuador del trabajo, en un tema cargado de reivindicación ante los niños soldado y la pérdida de su infancia en países en conflicto, que convierten a los niños en guerreros. Todo marcado por la dureza de la voz más desgarrada y el ritmo más potente, que hacen el tema de la canción más impactante. “Delirium tremens” nos da la temática del alcohol como vehículo conductor de un tema que continúa la senda ya marcada por el resto de canciones anteriores y cuyo estilo ya tenemos asumido plenamente, no decayendo en ningún momento.


“Limbo” nos proporciona una letra delirante y repetitiva, donde el estilo adopta su expresión más extrema y donde los agudos y sostenidos se combinan con guturales, dando las puntadas definitivas los solos de guitarras de Oscar Steve y João Sassetti. Con “Sleepwalking” nos vamos aproximando al final del álbum, donde un estilo algo más sombrío nos deja más dosis metaleras. El final del viaje concluye con el tema “Back to the grave”, una apoteosis final elaborada para quedar en el recuerdo de aquel que escucha y que, sin duda, proporciona un último sorbo de este thrash metal que el grupo ha dominado, aportando su sello personal.


Canciones “Slavery”:


01.- Crimson sky


02.- Massive life effect


03.- Predators


04.- Join the butcher


05.- Slavery


06.- Warborn child


07.- Delirium tremens


08.- Limbo


09.- Sleepwalking


10.- Back to the grave




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by