Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






Cuando el rock llega al corazón de Madrid <<
Texto: Lourdes Martínez / Fotos: Lourdes Martínez noviembre 25, 2016

     

Mucho rock hubo el pasado sábado día 19 de noviembre, en la Sala Republik de Madrid. Vamos Pet, Por Instinto y los asturianos NueveConDiez prometían ofrecer un gran espectáculo. Pocos, pero buenos. Mejor que buenos. Así fueron los asistentes, que lo dieron todo: saltaron, cantaron, gritaron y pidieron. En definitiva, un público entregadísimo.


Eran las 8.30 de la tarde cuando Vamos Pet saltaba al escenario. Con su punk rock, la banda madrileña, nos hizo avistar en el cielo de la capital, todo tipo de ‘OVNIS’ (“U.F.O”). ‘Banderas negras’ (“Black flags”) ondearon mientras tanto, pero no hubo problema que no pudiera solucionarse ‘disparando al arcoíris’ (“Shoot the rainbow”).Además, por si no hubiera sido suficiente, también hubo tiempo para surfear en la ciudad, gracias al tema “Surfing in Madrid”.


La fiesta que Vamos Pet montó en la Sala Republik, no fue para menos, ya que era su estreno oficial en los escenarios. Globos, bailes y gritos de “que se quite la chaqueta” u “otra, otra”, cuando el espectáculo estaba llegando a su fin. A Fran, Rafa y Paolo todavía les quedaba por hacer su particular oda al mundo de la política, de la mano de su tema “Política Pork”. Y por supuesto, todavía tenían que hacer que perdiéramos el aburrido camino hacia lo cotidiano, con “I can lose my way”.


Tan solo una hora después de Vamos Pet, llegaba el turno de Por Instinto. Con “A cal y canto”, la banda madrileña de rock urbano fue capaz de “Dar el salto” y hacer que los malos momentos que pudiéramos tener antes de entrar en la sala, acabaran “Desechados” en la parte más profunda de nuestras mentes. “Minuto a minuto” fueron capaces de hacer disfrutar al público que, cantando y bailando, no se perdió un solo instante. De hecho, hubo tiempo hasta para cantarle “cumpleaños feliz” a Jorge, el guitarra del grupo, que pudo hasta soplar las velas de la misma. “Empachados” de fiesta, siempre y no “Solo cuando llueve”, la sala demostró que se puede reaccionar de manera positiva ante la buena música. Y que no se necesita ningún grito de “Despertad” para hacerlo y darlo absolutamente todo. Un auténtico ‘conciertazo’ que dejó paso a la última actuación de la noche, en la Sala Republik.


Y por fin, llegó el turno de NueveConDiez. Desde Asturias llegaron a Madrid, tras haber arrasado en Gijón con la grabación en directo de la presentación de su último LP, “Todo se pudre bajo el mismo sol”. Desde el principio, apostaron fuerte. No dudaron en bajar del escenario. Y desde allí, junto al público, echaron los restos. Su música caló, como agua de “Mayo”. Así es cómo rescataron un tema tan importante para la banda. “Qué mítico decir esta mierda, pero en nuestro caso es verdad”, aseguraron antes de interpretar esta canción. Y es que a pesar de cantar cuánto “Apesta la humanidad”, los asturianos demostraron con su música, que siempre puede haber un hilo de esperanza, un rayo de sol que te aviva y que te alumbra, hasta que “Te quemas”. Así la banda demostró “Todo lo contario”, que no siempre el mundo apesta. Y tú, esto “Lo sabes bien”.


Su concierto pasó como un suspiro. Los chicos de NueveConDiez se marcharon antes de saber “si estalla una Guerra Mundial”, tal y como ellos mismos cantan. Ya lo anunciaron cuando el espectáculo estaba acabando: “vamos a echarnos ya a la carretera”. Eso sí, hubo tiempo para las despedidas. “Que no os jodan mucho, que penséis por vosotros mismos y que seáis libres”.


Apenas era medianoche. Daba comienzo un nuevo día. Pero todavía quedaba mucho para que amaneciera y con el subidón de adrenalina de estas tres actuaciones, la noche no podía más que continuar. Había fiesta para rato.




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by