Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






SÔBER en la Sala Bikini de Barcelona <<
Texto: Rockllejeros junio 13, 2011

     

El pasado sábado 4 de junio en la sala Bikini de Barcelona tuvo lugar la presentación del nuevo disco de Sôber "Superbia".


20:30 Sala Bikini, se apagan las luces y aparecen los barceloneses The Cannibal Queen, los encargados de caldear el ambiente. The Cannibal Queen son una banda de Hardrock con toque siniestro que recientemente ha visto modificada su formación con la perdida de Sahlvina (bajo) y la incorporación de Rafa Petit, que además se estrenaba en el escenario. Además por motivos personales el batería de la banda, Jordi Riera, no puedo estar presente, pero Félix hizo una substitución impecable.


Pudimos apreciar que el estilo del grupo no estaba muy acorde con el de la banda principal tal vez eso provoco que el público estuviese más pendiente por la aparición de Sôber que por el grupo en cuestión, aun así entregó bastante durante las canciones más cañeras como This is absolution o Killer. Una cosa que cabe destacar de su concierto es que debido al abultado equipo de luz y efectos especiales que portaba Sôber para su actuación, Félix tuvo que posicionarse muy al frente, casi podíamos tocarlo con las puntas de los dedos, lo cual hizo que no pasase para nada desapercibida su magnífica labor con bombos y platillos.


En conclusión el grupo nos ofreció un buen concierto, aunque tal vez exagerasen repitiendo una y otra vez que estábamos todos invitados a la sala Virus donde más tarde se haría una fiesta con los miembros de ambas bandas, y tras unos treinta minutos de concierto se despiden para dar paso a Sôber.


9:00 pm de nuevo se apaga la música de fondo, se llena la sala de humo y aparecen los leds que forman el logo de la banda madrileña, también se encienden los láseres que hacen dibujos en el humo que inunda la sala. Tras un minuto de jugar con las luces y los laser aparecen los 4 componentes de la banda y empieza a sonar "Superbia", la canción que encabeza su nuevo trabajo y la que da nombre al disco.


Tanto los guitarristas como el cantante no paran de moverse por el escenario y acercase al público, tanto que previamente un pipa puso unas cintas fluorescentes "para que no se maten" nos dice mientras coloca los adhesivos al borde del escenario.


El público enloquece desde la primera canción. La banda no para de animar a la gente con sus saltos sobre el escenario y su acercamiento al público. Durante las canciones los componentes miran al público a la cara y hacen bromas, tanto que el público responde y les colocan una muñeca hinchable en el escenario con la que acaban jugando y posteriormente devuelven a su dueño.


A mitad del concierto por problemas técnicos se va la luz y el público pide un solo de batería, Manu responde al público y nos ofrece un solo de batería con colaboración especial de los asistentes.


Arreglan el fallo eléctrico rápidamente y siguen con el concierto. Los riffs se mezclaban con los estribillos mientras el público gozaba en un éxtasis de música, un espectáculo de luces y sonido en el que tras 11 devastadoras canciones nos da paso al momento de percusión, colocan unos bombos en el centro del escenario para Manu, mientras que Carlos, el cantante, se coloca en la batería sorprendiéndonos a todos con su buen hacer con las baquetas, progresivamente se van incorporando Jorge y Antonio para acabar los cuatro otra vez sobre el escenario antes de desaparecer para hacer un pequeño descanso.


Durante el descanso un pipa coloca en el escenario un taburete para Carlos y el público intuye que se acerca el momento romántico de la noche y no se equivoca, Carlos aparece con una guitarra acústica y nos obsequia con la preciosa balada Naufrago, canción que por votación sometida al publico vía internet será su próximo videoclip. 3 canciones después y la banda se despide, o eso nos quieren hacer creer, pues todos sabemos que no se irán sin el bis y sobretodo sin tocar Tic Tac, el primer single del disco.


Entre el coreo del público reaparece la banda y efectivamente es el momento de Tic Tac seguidamente Carlos nos dice que no pueden irse sin que nos volverse "loco" titulo de la penúltima canción y así tras Sombras y 18 canciones Sôber se despide definitivamente no sin antes bañarnos en púas y volver a jugar con la muñeca del público.


Después del concierto la banda aparece a la entrada de la sala para saludar a los fans, firmar discos y entradas por igual y hacerse fotos con todo aquel que lo pidiera e informándonos a todos que se iban a la sala Virus donde les han preparado una fiesta para después del concierto y a la que todos estamos invitados.




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by