Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






MANIFA y VAGOS PERMANENTES en la sala Hebe de Vallecas <<
Texto: Rockllejeros / Fotos: Rockllejeros enero 23, 2012

   

EL 14 de enero de 2012 en la mítica sala Hebe de Vallecas, Rockllejeros acude al primer gran concierto de la temporada, el reencuentro de dos magníficos grupos que habían coincidido en la edición del 2011 del Aupa Lumbreiras, Manifa y Vagos Permanentes.


Llegamos pronto a la sala Hebe ya que habíamos quedado con Manifa para hacerles una entrevista en su primer concierto en Madrid. Como todavía no podíamos entrar en la sala para meter el equipo y hacer las pruebas de sonido nos fuimos a tomar unas cañas con los chicos de Manifa. Ya en el bar comprobamos que estos bilbaínos a parte de buenos músicos son excelentes personas, nos acogieron desde el principio como si fuéramos de la cuadrilla de toda la vida.


Cuando volvimos a la sala Hebe las puertas ya estaban abiertas y algunos de los componentes de Vagos Permanentes comenzaban a meter todo su equipo dentro, así que ayudamos a los chicos de Manifa con los bártulos y dio comienzo lo que iba a ser una noche muy prometedora.


Los primeros en hacer las pruebas de sonido son los Manifa. Las pruebas de sonido fueron muy rápidas y nos dejan con la duda de cómo sonará en el momento del concierto. Sin duda el técnico de sonido de la sala Hebe sabe lo que hace y conoce muy bien la acústica de la sala ya que cuando empezó el directo y con la sala llena el sonido es bastante bueno.


Aprovechamos el momento en que los chicos de Vagos Permanentes están haciendo las prueba de sonido para hacer la entrevista que teníamos concertada con Manifa.


Sobre las 22:00 comienzan el show los chicos de Vagos permanentes. La sala está casi llena pero aún sigue entrando gente. Desde que comienzan el directo de los chicos de Alcalá de Henares la peña se vuelve loca con su brutal ska-punk, botando, bailando y coreando todas sus canciones. Sin duda, todos los que allí nos reunimos sabíamos que íbamos a ver y disfrutamos como locos del potente directo de Vagos Permanentes.


El escenario de la sala Hebe es bastante pequeño, sobre todo para un grupo como Vagos Permanentes, ya que son unos cuanto, nada más y nada menos que 9 músicos sobre el escenario. Pero la verdad es que esto no fue un problema para estos chicos, que se acomodaron y se acoplaron a la perfección para sacarle todo el partido que se podía sacar al escenario haciendo que la gente disfrutara de su música y todo su saber hacer sobre las tablas.


Según va transcurriendo el concierto la gente se lo va pasando cada vez mejor, no paran de bailar, saltar y de hacer el cabra con una sonrisa de oreja a oreja disfrutando del gran espectáculo que montan estos chicos de Vagos Permanentes cada vez que suben al escenario. En un momento el manager de Vagos Permanentes, Richi, se atreve a subir al escenario a cantar una versión de S.A., Motxalo. A Richi se le unen unos cuantos más que hacen que se sature el escenario hasta el punto de que no quepa nadie más, demostrando así lo que la peña estaba disfrutando con este concierto.


Durante la hora y media aproximada que dura su descarga ska-punk hacen un buen repaso por sus dos discos. Agradecen a los chicos de Manifa y a toda la gente que se ha desplazado desde Bilbao y de otros muchos lugares para ver este inédito concierto, ya que Manifa es la primera vez que tocaban en Madrid.


Ahora llegaría el momento estelar de la noche, por lo menos para nosotros, aunque creemos que al final lo fue para mucha de la peña que iba a ver a Vagos Permanentes y que no se esperaban lo que se les venía encima cuando salieron los bilbaínos Manifa. Los que esperábamos ver el primer concierto de Manifa en Madrid, estábamos expectantes de saber cómo nos sorprenderían estos chicos en el escenario.


Mientras que los chicos de Manifa se colocan sobre el escenario, Mena empieza su show arrancándonos las primeras sonrisas con una bilbainada.


Para seguir metiéndose a la peña en el bolsillo, nos hacen vibrar a todos los que allí estábamos dedicando la primera a canción, "El obrero cabreado" de su último disco, a todos los currelas de Vallekas.


Manifa es un grupo que se lo pasan en grande sobre el escenario y lo demuestran haciendo partícipes a toda la gente que va a verlos. Les da igual el escenario sobre el que estén y en este, que era bastante pequeño, con más motivo aún.


Durante todo el concierto Mena, cantante de Manifa, acerca el micro a la peña para que canten con él y se baja varias veces del escenario para echarse unos bailes con toda la tropa. En un momento de la noche, mientras cantaba la canción "El hueleculos", anima a la peña a hacer el "trenecito", según lo llamó el mismo Mena, y se pone a la cabeza del mismo recorriendo toda la sala seguido por todo el personal.


Siguen ganándose a la peña cuando en la mitad del concierto cantan el "Zorionak zuri" (cumpleaños feliz en euskera) a un chaval que estaba celebrándolo allí, eso sí, no se olvidan de decirle que se invitara a unas rondas.


Otro de los momentos álgidos del show de Manifa se dió cuando Mena, mientras cantaba la canción "PePe el facha" se baja los pantalones y nos enseña el culo donde tiene pintado una P en cada cachete. La gente se moría de risa mientras Mena seguía cantando y dedicando su culo pintado a toda esta gente.


Ya para ir terminando el show y con toda la peña entregada al buen hacer de este grupo, Mena salta hacia el publico que le recoge y le da unas vueltas por la sala mientras suena la canción "De Punky a bakaluti".


Mena sigue demostrando que es capaz de mover a la gente de una manera brutal cuando ya acabando el concierto logra que todo el Hebe se siente en el suelo e imiten a los remeros de las traineras durante un buen rato mientras él les dirigía a "grito pelao".


Durante casi una hora y media que duró el concierto, Manifa hace un buen repaso por sus dos discos, y para finalizar, como despedida, sube Mireya y junto con Mena se cantan el tema de "Envenenado" de los míticos Parabellum para el deleite de todos los que allí estábamos. La peña, que disfrutó a tope de la descarga de punk-rock de los chicos de Manifa, se sabía las letras de todos sus temas y botaban como locos para animar a estos chicos a seguir haciéndolo tan bien. Manifa volvió a demostrar sobre el escenario que es un grupo auténtico y que no tienen nada que envidiar a las bandas veteranas ya consolidadas.


Cuando terminan el show no se olvidan de agradecer a toda la peña que allí estaba por la cálida acogida que les habían dado y sobre todo a sus amigos de Vagos Permanentes por haberles dado la oportunidad de bajar a tocar a Madrid.


Después de disfrutar del tremendo show de los bilbainos de Manifa sobre el escenario y de haber podido tener la suerte de compartir su primer directo en Madrid sólo nos queda desear volver a verlos pronto dándolo todo en cualquier escenario.


Aupa Manifa!!!




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by