Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






CRAZY MAMA + BUMPER en El Callejón de los Gatos (Cuenca) <<
Texto: Rockllejeros / Fotos: Rockllejeros marzo 13, 2013

     

Por segunda vez nos disponemos para asistir a una noche de rock en "El Callejón de los Gatos", entramos a este entrañable "garito" sobre las 22:30, con tiempo suficiente para tomarnos una cervecita en la parte superior de este "Pub" antes del concierto.


Nada más llegar desde dentro de la barra nos saluda efusiva y cariñosamente Paola y de igual manera correspondemos su agradable saludo.


Mientras nos bebemos nuestra primera cerveza nos vamos percatando de parte del público que vendrá a ver y escuchar el concierto, parece que ya es la hora, empieza el "show" de "Crazy Mama" y todos vamos hacia la sala inferior.


De la mismísima Cuenca capital vienen "Crazy Mama", sus miembros rozan la cuarentena de edad como parte del público que viene a verlos, cosa que realmente me agrada, pues la vida y la diversión no se acaba con 20 años.


La parte musical la forman la batería, el bajo y una guitarra, personalmente adoro y me encantan los tríos, pero esto no se queda aquí, acompaña a este trío una esbelta y guapa fémina como parte principal de la voz y también como parte visual.


Sus versiones de los 70 y 80 no dejan indiferente a nadie, pese a la juventud de algunos asistentes no hay tema que alguien no haya escuchado alguna vez, y esto se ve reflejado en la actitud y el buen rollo de todo el público en general.


La sala se llena muy rápidamente, amantes de la música de todas las edades, nos encontramos con "Crazy Mama", un grupo que merecen ampliamente este gran aforo, una ecualización exquisita hace que oigamos a la perfección a el baterista de la banda, llevando cual metrónomo viviente el ritmo de la banda, en ningún momento se tapa las fabulosas bases del bajista, una auténtica gozada escuchar los numerosos "Breaks" de este grave instrumento, la guitarra con una mínima saturación de distorsión, sin efectos de tiempo y con su justo volumen me cautivó, y a pesar de cometer algún pequeño error en punteos o pequeños momentos hay que reconocer que lo sencillo y bien hecho, bien suena porque bien hecho está.


Adela se afana en hacer fotografías del grupo, y mientras yo me marcho a por otro par de cervezas, dejando tras de mí la voz de la cantante o vocalista, grandes agudos y medios tras sus cuerdas vocales, maravilloso escuchar "Holy diver" de "Dio" en esta bonita voz femenina.


Cuando "Crazy Mama" terminan su actuación nos subimos para arriba a tomarnos otra cervecita tranquilamente, es cuando aprovechamos y hacemos una pequeña entrevista a el bajista y batería de "Crazy Mama".


De nuevo bajamos para ver y escuchar a "Bumper" lo que parecía que iba a ser el momento álgido de la noche. Rezaba el cartel:


BUMPER


Con Javier Arnaiz "Bumper" batería en:


Ñu. Barón Rojo. Vargas Blues Band o Adam Bomb.


Prácticamente el 90% de los asistentes ha desaparecido, solo queda un pequeño puñado de heavys incondicionales que se pueden contar con los dedosde una mano, algo que no importa en absoluto si disfrutamos de un buen espectáculo de rock en estado puro.


Para sorpresa y resignación mía esto no fue posible.


Tras una década tocando en grupos heavys odio profundamente las guitarras protagonistas (que en su mayoría suelen ser mediocres) y todo el sonido de sus inmensos amplificadores siempre es poco para ellos.


La guitarra de "Bumper" estaba tan sobresaturada de distorsión y tan pasada de volumen que creaba un espantoso y horrícido halo de suciedad en toda la sala, llegando a tapar el bajo por completo y parte de la batería.


Bumper tocaron temas de sus grabaciones propias, y también algunas versiones, a pesar de hacer Heavy-Metal bastante corrientucho, (nada especial para mis oídos) me gustó mucho la voz de su cantante, lo único que da algo de personalidad al grupo, contando con unos buenísimos agudos (algo fundamental en este tipo de música), y cantando con una voz más desgarrada y hardcore en los tonos medios y graves, espero verlos de nuevo con una mejor sonorización para poder hacer una buena crítica sobre ellos, pero esta noche no fue su momento.


A sí que damos por terminada esta noche en "El Callejón de los Gatos" y nos retiramos a descansar, dispuestos para continuar otras noches sucesivas con nuestro periplo del rock en la ciudad de Cuenca.




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by