Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






Rock y naturaleza en la III edición del Festival CaslaRock <<
Texto: Rockllejeros / Fotos: Rockllejeros julio 04, 2011

     

En unos de los más antiguos pueblos de la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda llamado Casla, se unen la tradición y la modernidad con la celebración del Festival CaslaRock.


El pequeño pueblo de Casla se caracteriza por estar enclavado en un paraje de espectacular belleza natural, lo que sitúa a este Festival en uno de los mejores lugares que podéis encontrar para disfrutar del rock y el medio ambiente.


La zona de acampada está a las afueras del pueblo, al lado del campo de futbol de las Canteras, lugar donde se realizan los conciertos. Toda zona está rodeada de sabinas, lo que la provee de una buena sombra para pasar las horas antes del comienzo de los conciertos.


Una hora antes del comienzo del festival se pone a llover, lo que hace que se retrase el comienzo del mismo y obliga a la organización a modificar los horarios y el orden de aparición de los grupos. La lluvia deja paso al sol y permite el comienzo de esta III edición del Festival CaslaRock.


Para arrancar el festival, los madrileños Impulso comienzan su descarga de rock al más puro estilo platero y hacen que todos los allí reunidos calienten motores para lo que se nos venía encima. Ni siquiera el sol que vino a ver a los chicos de Impulso impidió que la gente que allí estábamos disfrutáramos a tope del concierto. Impulso está en el escenario alrededor de una hora tocando temas de su disco "Maneras de clavar un alfiler" y alguna que otra versión de rock estatal.


Tras un breve descanso y un merecido mini de cerveza para recuperar los líquidos perdidos durante la descarga de Impulso los pucelanos La Linga toman el escenario para hacernos disfrutar de su rock. Y digo que toman el escenario cuando más bien podía decir que toman todo el campo de futbol donde se realizaba el concierto ya que bajan a tocar y a bailar entre el público. Durante la hora y algo que están en el escenario nos enseñan su forma tan particular de concebir el rock y nos hacen gozar de su música para prepararnos para el siguiente grupo.


Se apagan las luces y, aunque ya sabemos quién va a salir al escenario ahora, estamos todos pendientes y en tensión para recibir a los extremeños Sinkope como se merece. Cuando tras la cortina de humo aparece Vito en el escenario y se empiezan a escuchar los primeros acordes de "Perfectos animales" la peña enloquece y empieza a saltar vitoreando a los Sinkope.


Estos chicos saben cómo hacernos disfrutar con su rock desgarrador y sus poéticasletras. Para acabar de conquistarnos Vito se mete al público con una frase que nos dice todos sobre él: "Nosotros somos las estrellas y vosotros el firmamento, y sin firmamento no hay estrellas". Aupa ese Vito un tío grande donde los haya. Tras una hora y media descargando sobre el escenario los temas más cañeros de sus discos salen corriendo para tocar en el OlmedoRock y así culminar su doblete de la noche.


Después de la gran descarga de Sinkope, los madrileños de Debruces tienen a todo el público entregado para disfrutar con su rock urbano. Nadie se enfría con el rock cañero de los chicos de Debruces y todo el mundo vota coreando los temas de su disco "Con trastes" durante la hora y pico que están sobre el escenario. Nadie como estos chicos para dar paso al siguiente grupo en salir al escenario.


Los madrileños Stafas, con Michel Molinera a la cabeza, salen al escenario para hacer que la noche sigua siendo mágica para los amantes del rock. Presentando su nuevo trabajo "Volverán los viejos tiempos" hacen un repaso de todos sus discos para el desfrute del personal. Se gana a todo el público hablando del buen hacer de nuestros políticos, SGAE, etc. y deja parte de sus ideas cuando nos habla de lo difícil que es explicar a su hijo que "no se puede conseguir la paz con la guerra". Michel, melena al viento, nos deleita con esos temas que solo se le pueden ocurrir a él durante más de hora y media que dura el concierto stafilla.


Para ir cerrando el festival subieron al escenario los vizcaínos Memoria de Pez, que con su pop-rock supieron poner el broche de oro a este festival. Durante más de una hora nos mantuvieron bailando para meternos en la cama con la miel en los labios.


Para cerrar esta III edición del CaslaRock suben al escenario los chicos de Fuenlabrada de A tiro que no dejan a nadie indiferentes con su rock and roll al más puro estilo de Platero, Extremoduro, Marea. Durante una hora y algo nos hacen disfrutar con sus guitarras y sus letras de calle para que conozcamos las canciones de su nueva maqueta.


Qué más puedo decir de este gran festival, fue una buenísima experiencia que nos dejó un muy buen sabor de boca y muchas ganas de repetir el año que viene. AUPA CASLAROCK.




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by