Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






XXI edición Viña Rock <<
Texto: Rockllejeros / Fotos: R Marcos Photo mayo 05, 2016

    

Durante los días 27, 28, 29 y 30 de abril se dio cita, como cada año, una nueva edición del Festival Viña Rock en Villarrobledo (Albacete). Viña Rock es el festival de música más importante a nivel nacional ya que son muchas las personas que se desplazan a Villarrobledo para disfrutar de cuatro días de música y cultura.


Cuando termina cada edición se queda la tristeza de que hasta el año que viene no vamos a poder disfrutar de tres o cuatro días intensos de rock, de mezcla de estilos musicales y de conocer gente que siempre merece la pena.


Y sin embargo una vez que comienzas a preparar en casa los mil y un utensilios, ropa, comida y demás a las pocas horas de partir para una nueva edición te entra un hormigueo en el estómago que recuerdas que hace un año sentías lo mismo en la misma situación, un deja vu que sabes que es real porque afloran los nervios de que te vas de festival y sale de tu sonrisa otro "Nos vamos al viña!".


Cuando estás llegando no parece que han pasado el tiempo, sientes que perteneces y que eres bien recibido en el pueblo de Villarrobledo, que formas parte de la cultura musical de nuestro país y que además te sentirás totalmente libre con la gente que tienes alrededor.


Y una vez que estás allí, también no sale esa vena de revolución, de ganas de pasarlo bien y disfrutar con todos los viñarockeros de tres días de fiesta y buena música.


Este año he podido observar que han hecho cambios para intentar mejorar la seguridad de los viñarockeros; han cortado la Avd. Cervantes a una distancia muy prudencial de la zona de camping, han colocado en esa zona de la avenida los puestos del mercadillo y se han reforzado la presencia de seguridad privada.


Las zonas de acampada están señalizadas, C32, C33, vas avanzando, llegas a la gasolinera, llamas al colega que lleva allí desde por la mañana y le preguntas ¿dónde carajo estáis?, te dice C1 y dices ya alterado ¿dónde cojones está la C1?, después de varias intentonas de localizar la C1 y ver que no das pie con bola, vienen los colegas al rescate y en la espera observas la ilusión que tiene la gente bártulos arriba y abajo, entre el poco ajetreo de coches debido al corte de circulación que ayuda a la organización a colocar a las miles de personas que se darán cita el último fin de semana de abril en Villarrobledo.


Estas son una de las numerosas anécdotas que se vivirían en esta nueva edición del festival Viña Rock, tienes tanta ilusión y afloran tantos sentimientos por llegar, dejar los bártulos y que empiecen los conciertos que da igual todo, lo importante es que ves que no se borra esa sonrisa de que por fin estás en el Viña.


Se acerca la hora crucial, que salga el primer grupo a un escenario y dé el pistoletazo de salida para lo que vendrá después, es una gran responsabilidad, y este año le ha tocado el turno a Yeska.


Los chicos de Herencia comienzan con su directo con el que continúan presentando su último disco "Versos zurdos". El público se va acercando poco a poco a disfrutar de Yeska, ya tienen todo montado y empiezan a marcarse los primero bailoteos, a tomarse los primeros minis y a reencontrarse con los amigos. Mientras tanto continúa el trasiego de gente dirección al camping.


Mientras suenan los acordes de Yeska comienzan a caer las primeras gotas de lluvia del cielo de Villarrobledo pero como decía la canción del mítico Freedy Mercury "Show must go on" y el show continúa en esta XXI edición del Festival Viña Rock.


Yeska sigue con su directo, nos hacen disfrutar de canciones de su anterior trabajo "Diez ases en la manga" así como de este último que he mencionado antes "Versos zurdos", también se sube al escenario Isabel Marco colaborando en el tema "Los chicos del barrio" y es que Yeska van calentando los motores de los asistentes, transmitiendo esa energía que se vuelve complicidad al público y que marca la diferencia de un festival como es Viña Rock.


Después de Yeska le tocaría el turno a El Niño De La Hipoteca, Muyayo Rif, El Tío La Careta y Atupa.


El Jueves 28 de abril se abre las puertas de la XXI edición de Viña Rock para que los siete escenarios se pongan en marcha: Escenario Giró, Negrita, Control, The Cavern, Viña Grow, Cabo de Plata y Viña Clon. Con dos nuevos espacios, en la feria de Viña Grow: Kalumet donde se realizarían sesiones de DJ y monólogos durante los tres días y Viña Dub. También hay que destacar que en el escenario Cabo de Plata durante el Jueves se realizó la batalla de gallos bajo el nombre Red Bull Batalla de los Gallos.


Son muchos los escenarios y muchas las bandas pero centrémonos en lo que Rockllejeros ha podido cubrir en esta XXI edición de Viña Rock.


The Buyakers, Killing Pete y la banda local de Villarrobledo The Zaraballos, comenzarían en los escenarios Negrita, Control y The Cavern respectivamente durante 25 minutos. Después sería el turno de Gritando En Silencio en el escenario Negrita, los chicos de Sevilla están presentando su nuevo álbum "La edad de mierda" que los está llevando por toda la geografía y qué mejor que presentarlo ante tantos viñarockeros que se deban cita el primer día grande del festival y a primera hora de la tarde, bajo un cielo con nubes y sin lluvia.


Después de este brutal directo de Gritando En Silencio, le tocaba el turno a Dakidarria en el escenario Negrita, en el que hubo algún problemilla de sonido, y los levantinos Fuckop Family en el escenario Control estuvieron celebrando su XV aniversario.


Los chicos de Pamplona, Cero a la Izquierda, estuvieron increíbles en el escenario The Cavern, un directo muy potente que atrajo a un montón de viñarockeros para disfrutar de los temas de sus dos discos editados hasta la fecha "La vela muda" y "No ha dejado de llover". Me quedo, y quiero compartir contigo que estás leyendo esta crónica, una frase que dijo Javi Robles, vocalista de la banda: "Vamos a hablar poco para que hablen las canciones", es sin duda esta actitud que tiene la banda sobre el escenario, la que marca la diferencia, la que indica que el trabajo está bien hecho y para la gente que se acerque a verlos tenga ganas de más, una banda que sorprenden porque se dejan la piel en el directo y que es sin duda uno de los mejores conciertos que he visto en este Viña Rock.


Se me hizo corto el concierto de Cero A La Izquierda pero había más bandas que descargarían sus canciones bajo el cielo de Villarrobledo.


Kaotiko salió puntualmente a las tablas del escenario Giró, con ese potente y brutal directo que tienen conquistaron a todos los viñarockeros. La gran afluencia de público pudo cantar y disfrutar de los temas de la banda que ya son himnos en cualquiera de sus directos.


No habían pasado ni dos horas y la explanada viñarockera tenía una gran afluencia de gente. Mientras Chico Trujillo descargaba su música en el escenario Negrita, los incansables madrileños Barón Rojo reunían a varias generaciones entre el público para disfrutar de sus míticas canciones y demostrar que el rock es una manera de ser.


Una vez terminada la actuación de Barón Rojo, le tocaba el turno a La Fuga en el escenario central, Giró, antes Vadebo había estado tocando en el escenario The Cavern. La banda cántabra y ya consolidada La Fuga tiene un directo increíble que atrae a muchísimo público de diversa variante musical y es que mientras le llegaba el turno a Marina-Ojos de Brujo y a Non Servium, todos los viñarockeros estaban bailoteando los temas con los que nos deleitaban estos chicos.


Una vez terminada La Fuga faltarían por tocar Gatibu, Berri Txarrak, Angelus Apatrida, Konsumo Respeto, Boikot y Kop entre muchos más artistas.


La jornada pasada era día laboral, aún así hubo bastante gente, el camping completo y Villarrobledo acogiendo como siempre a personas de todas las partes de este país, Europa y del otro lado del charco.


El viernes, ya con olor a fin de semana, las tiendas llegaban a la entrada de Villarrobledo pero no por ello se iba a parar el trasiego de coches y gente que todavía le quedaba por montar todo el tinglado para disfrutar de un fin de semana a tope de de rock, hip-hop, reggae, round system y un sinfín de mezclas musicales entre las muchas actividades que ofrece Viña Rock. Este año como novedad, la organización puso coches de choque para los viñarockeros.


El viernes 29 de abril, quedarían un montón de bandas que pasarían por los escenarios de Viña Rock, el escenario Red Bull Batalla de los Gallos ya pasaba a ser oficialmente Cabo de Plata.


El primero de los escenarios en abrir y de acoger a la primera banda es The Cavern con Funkiwi’s y los madrileños No Konforme. Después, a la vez, en el Negrita, Los Zigarros y en el Control los chicos de Disidencia. No Konforme no había terminado su directo cuando en el Giró comenzaban Envidia Kotxina, y es que esta banda que comenzó en el ´94 está de gira de despedida descargando su potente directo entre los festivales y salas más destacadas de toda la península.


A las seis y media sucede el dilema que todo viñarockero tiene que pasar en algún momento del festival, se juntaban Aspencat en el Negrita, Crisix en el The Cavern y Desakato en el Control. Después de darle muchas vueltas me decidí por Desakato. Hay una foto rulando por las redes sociales en la que te puedes imaginar que conciertazo dieron los chicos de Llanera, mi más sincera enhorabuena al fotógrafo que inmortalizó en una imagen el potente directo que tienen Pepo, Pablo, Gabri, Mario y Nano de Desakato.


Desakato nos brindó la oportunidad de escuchar temas de su último disco "La teoría del fuego" así como de sus anteriores álbumes. También para que os hagáis una idea de cómo es la banda y como se lo curran, primero hay que asistir a alguno de sus conciertos, eso es imprescindible, y segundo ver el documental que tienen titulado "Pacto de sangre".


Llega el turno de los incansables Porretas, que aunque comenzara a caer algunas gotas, no impedía que disfrutáramos como enanos de los temas más emblemáticos tienen en su extensa discografía. Desde donde pude verlos, los viñarockeros se marcaron dos pogos distintos a cual más divertido que hicieron que se cargaran las pilas para seguir con los conciertos de este penúltimo día de festival.


Eskorzo en el escenario Negrita, Saratoga en el Control y Boni en el The Cavern, estaba claro, me fui a ver a Boni, tenía ganas de ver cómo funcionaban los temas de su último trabajo "Incandescente" en directo.


Boni tiene una gran trayectoria profesional y le acompañan músicos de un alto calibre. Transmite esa filosofía de vida que es el rock, auténtico rock callejero que nos ha demostrado quien es Boni, un tío echao pa´lante y que combate todas las adversidades de la mejor manera que sabe, tocando, componiendo temas y subiéndose al escenario como parte de sí mismo.


Turno para Reincidentes en el escenario Giró. Reincidentes comienzan con su incansable directo, cuatro temas a todo trapo bien conocidos para luego presentar también en esta XXI edición de Viña Rock su nuevo trabajo "Awkan". También tenía ganas de saber cómo sonaban estos nuevos temas en directo y como en todos los trabajos de la banda no me defraudaron. Ante un festival como Viña Rock no pueden dejar de tocar temas consagrados para el disfrute de los allí presentes, un setlist bien cargado y a toda pastilla.


Ya con los motores a tope y con la lluvia, la cual sabíamos que este Viña Rock nos iba a acompañar, llegaría el turno para la gran apuesta de Viña Rock, La Gran Pegatina en el escenario Negrita. También coincidía Hamlet en el escenario Control y los riojanos Silenciados en el The Cavern.


Una vez finalizada esta tanda de conciertos quedarían por llenar los escenarios de Viña Rock con Talco, La Pulquería, Skindred, La Desbandada, Def Con Dos y The Locos.


Último día de la XXI edición de Viña Rock, sábado 30 de abril, cuatro días que se me habían pasado volando y sin embargo quedaba por ver otro de los mejores conciertos que he visto en esta edición, a los valencianos In Mute.


In Mute es una banda de death metal que tiene un increíble directo, además de una puesta en escena de lo más llamativa. Los valencianos empezaron el último día de festival dando caña a tope y presentando su último trabajo a todos los allí presentes. Al comenzar el concierto no había demasiada gente, eran las cuatro y media de la tarde, pero poco a poco Steffi hizo que se llenara el escenario de The Cavern a base de desgarradores guturales que animaron al público y lo calentaron para comenzar con otro gran día de festival.


Como regalo para los que estábamos allí alucinando con la expresividad de Steffi y la contundencia de las canciones, In Mute nos adelantó un tema del nuevo disco que sacará la banda en octubre de este año.


In Mute tiene un directo rápido, potente y rabioso que te pega directo a la cabeza, para los que no hayáis disfrutado de esta banda en directo os aconsejo que no perdáis la oportunidad de verlos ya que es una banda que tiene ese algo que te dejará su directo grabado en la retina.


Mientras In Mute descargaba su brutal directo, en el escenario Negrita abrían Zoo y en el Control los chicos de Saurom.


Después Los de Marras actuarían en el escenario Giró. El Kanka en el escenario Negrita, A.N.I.M.A.L en el Control y Strombers en el The Cavern.


Tras un cielo nuboso pero sin lluvia y con un airecillo de lo más agradable suben al escenario Giró, El Último Ke Zierre, que actualmente también están presentando nuevo disco, "Cuchillas". La gente iba llegando a disfrutar de la última jornada de Viña Rock para darlo todo, cantando las canciones nuevas de este último disco y disfrutando a tope de las más conocidas.


Llevaba casi cuatro días de festival y todavía quedaba mucho por venir, Santo Machango en el escenario The Cavern, El Reno Renardo en el escenario Control, que como siempre congrega a un montón de seguidores para cantar sus mejores temas y Martires del Compas en el escenario Negrita.


Otro de los mejores directos que vi y sobre todo en el que mejor me lo pasé fue el de Lendakaris Muertos en el escenario Giró. Hubo de todo, los navarros no pararon ni un segundo de moverse por todo el escenario, tanto es así que hasta se les quedó pequeño. Llegó un momento del concierto que todos menos Potxeta, por razones obvias, estaban tocando en el foso disfrutando a tope con las primeras filas del público. Sin duda, y si estuviste allí o lo viste por streaming sabes de lo que te hablo. Aitor nos pegó su locura durante más de una hora de directo, nos contagió de su energía, las cámaras y los de seguridad no hacían más que buscarle ya que no hacía más que meterse entre el público para compartir esa locura y esa energía entre los que habían ido a verlos. Los Lendakaris Muertos son auténtica revolución tanto en sus letras como en su directo.


Cuando tocaron el tema "Besos Gaztetxeros" invitaron a dos de los viñarockeros a que salieran al foso para cantar juntos el tema y darse esos besos gaztetxeros que aunque no lo parezcan, son heteros.


Durante más de una hora nos hicieron disfrutar a todos con los temas más míticos de la banda y algún que otro de su nuevo disco, "Cicatriz en la matrix", como el "Modo díos" que hizo que todo el público se revolucionara entre pogos y coros brutales. Los Lendakaris se lo pasaron en grande y lo que es más importante nos transmitieron ese buen rollo a todos.


Después El Canijo De Jerez descargaría su increíble directo en el escenario Negrita, Maníatica en el The Cavern y Hora Zulú en el Control.


Hora Zulú ha regresado a los escenarios para que podamos disfrutar de nuevo de sus mayores éxitos. Este verano, la banda, se recorrerá los principales festivales de nuestro país. Cómo anécdota y para que sintiéramos que no ha pasado el tiempo desde la última vez que los vimos en el Viña Rock, Aitor nos deleitó con ese tropiezo tan característico que tiene con el altavoz, la última vez que tocaron en el Viña le pasó lo mismo, Aitor, tengo que decirte que tropezarte no con la misma piedra, sino con el mismo altavoz, en el mismo sitio, es la señal de que no tenéis que dejar los escenarios y seguir haciendo canciones tan increíbles como las que habéis hecho hasta ahora, es mi humilde opinión.


El directo de Hora Zulú, como siempre, fue brutal. Durante más de una hora pudimos disfrutar de las rimas imposibles de Aitor y los increíbles riff metaleros de Luque que acompañados del resto de la banda hizo que todos los allí presentes no dejásemos de bailar e intentar cantar todos los temas. Hora Zulú hizo un buen repaso a su discografía y nos demostró que a pesar del parón siguen estando en muy buena forma.


Para terminar el último día de la XXI edición de Viña Rock, quedaría por subir a sus respectivos escenarios: La Raíz, La Gossa Sorda, Warcry, Ciclonautas, Narco, O´Funk´illo y Porco Bravo.


Como balance a lo acontecido en esta XXI edición de Viña Rock en términos de datos y estadísticas puedo decir que el festival ha contado este año con un total de 200.000 espectadores que han pasado por Villarrobledo de los cuales más de 5.000 se han desplazado en los autobuses habilitados para el festival, servicio que pretende potenciar la organización a fin de asegurar un viaje responsable para todos los viñarockeros.


El impacto económico para la zona de Villarrobledo ha sido de aproximadamente 15 millones de euros generando más de 1.400 puestos de trabajo directo e indirecto.


Viña Rock ha duplicado el número de baños químicos, ha aumentado el número de puntos de agua, vallado para el vecindario y espacios musicales en el recinto, con la novedad del Viña Dub y la Red Bull Batalla de los Gallos que tuvo una conexión de 80.000 seguidores online. Entre sus 10 escenarios, 8 en el recinto de conciertos y 2 en el camping, han actuado 141 bandas de las cuales 76 no habían repetido.


Un año más, Viña Rock mantiene su compromiso con el medio ambiente desarrollando una campaña de recogida selectiva de residuos para el reciclaje gracias a Ecoembes y Ecovidrio.


Asimismo, Viña Grow se ha convertido en una de las grandes palancas de Viña Rock, una feria cannábica 100% legal y la más grande que se está desarrollando en Europa.


Reacción Rock e instituciones siguen apostando por escuchar a sus asistentes y vecinos para mejorar en cada edición. Además, han agradecido a todos los viñarockeros la respuesta ante la lluvia y comportamiento durante el festival. También, en la rueda de prensa dieron las gracias a los medios por la cobertura local y nacional.


Por último, en esta edición, se ha realizado un pequeño homenaje a Argimiro Martínez, concejal de cultura en 1995 y uno de los padres y creadores de Viña Rock, después de más de dos décadas de la celebración del festival.


La organización ya ha comenzado a trabajar en la próxima edición y en Rockllejeros.com también, así que esperamos veros en Viña Rock 2017.




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by