Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +






Crónica de un Viña Rock pasado por agua <<
Texto: Rockllejeros / Fotos: Rockllejeros mayo 09, 2011

    

Esta XVI edición del festival de rock de Villarrobledo (Albacete) ViñaRock, comienza con dos grupos de la tierra Mil Demonios y Hide. Tras su descarga de metal y pop-rock británico, salen al escenario principal (Villarrobledo) los esperadísimos, al menos por los que formamos parte de este webzine, Sujeto K.


De repente, una sensación de escalofríos producidos al escuchar un toque de guitarra eléctrica, daba a entender que dentro de unos segundos saldrían los componentes de Sujeto K, con una dosis de Sujetokaina que haría enloquecer al público. Para debutar en esta edición del ViñaRock eligen “Desenphreno Forte”. Hicieron un repaso por sus temas más cañeros como “Dale Color”, “Ladamor”, “NSQMD”, “Solo”, “Torero”, “Otro día +” y una “Mala vida”, versión de Mano Negra, que haría a Manu Chao no parar de bailar. Para amenizar esta canción, Tol lanzo al público un balón de goma espuma y la peña se lo pasó en grande golpeando el balón. El concierto acabo con dos de sus temas más cantados de este último disco, “Larrigui” y “Resujetokate”. A pesar de la lluvia, que comenzó a dejarse ver durante el concierto, la peña se mantuvo en su sitio para seguir disfrutando del directo de Sujeto K.


Que decir de los Lendakaris Muertos, tienen un directo brutal y Aitor es todo un showman que no deja indiferente a nadie en sus conciertos. Escaló todas las torres del escenario y se mezcló con la peña haciendo un directo de lo más cercano. La ostia.


Pequeños problemas con el sonido no hicieron desmerecer el directazo de Hamlet. Descargaron en el escenario Metálika gran parte de los temas de los discos Sanatorio de Muñecas y Revolución 12.111, sin olvidarse de su tremendo, ya clásico, “Irracional” entre otras canciones.


Poncho K vino con colaboración sorpresa a este ViñaRock 2011, Vito de Sinkope, al cual nos encontramos mezclado con la peña durante el descanso del concierto de Transfer y Trashtucada del sábado. Compartimos con él un buen rato de charla rockera y unos tragos de su mini de cerveza, que tío más grande, AUPA.


A las 00:00 H sale Rosendo, todo un veterano para el ViñaRock, ya que desde los principios de este festival, ha fallado bien poquito. En los primeros ViñaRock, en los que los viernes la entrada era gratuita, no faltaban sus directos apoyando el rock y la buena música, aportando así su granito de arena para hacer grande este festival, por lo que le agradecemos que siga actuando en este evento. Nos deleitó con temas de sus últimos discos despidiéndose con “Maneras de Vivir” que siempre deja ese buen sabor para un festival.


A partir de ahí empieza la fusión con Todos Tus Muertos y La Pegatina, rumba catalana moderna, para hacer que todo el mundo bailara en el cierre del primer día del festival.


El sábado, a media tarde se pone a llover torrencialmente, pero Transfer, a pesar de las adversidades, sigue demostrando que es un grupo que lo da todo en el escenario. Sobre todo tocaron temas de su último trabajo “Cicatrices, 8”. Por sorpresa en mitad del concierto la lluvia cesa cuando están tocando “La Buena Cara”. Tienen un directo cojonudo y la peña, aprovechando que se habían secado un poco debajo de las carpas, pudo salir a demostrarles que estaban allí por ellos llevándoles en volandas hasta el final del concierto.


Trashtucada y KOP a la vez, que indecisión, a cual ver, pues un poquito de cada. Trashtucada, como nos tiene acostumbrados, tiene un directo cojonudo y bailón, con letras criticas sobre el sistema en el que vivimos. KOP, aún más críticos en sus letras, dando la caña que más nos gusta en estos festivales. Acojonando a la lluvia con su metal potente que hace que quemes toda la adrenalina.


Gatillazo hizo la presentación de su último trabajo “Sangre y Mierda”, aunque se dio una vueltecita por todos sus discos anteriores. Evaristo demostró una vez más que quien lleva el punk-rock en las venas es capaz de seguir dándolo todo en el escenario, incluido esos movimientos tan sensuales que sorprenden a todos y nos sacan una sonrisa.


Tras reponer fuerzas con unas cervecitas, un buen bocata de jamón un merecido descanso para nuestros doloridos pies, llegamos a otro momento de indecisión, Muchachito Bombo Infierno o los míticos Ángeles del Infierno, AAAAAAAAHH ¿en qué infierno nos metemos? JAJAJJAJAJAJA. Está claro un poquito de todo. Muchachito se lo curro bastante, tiene mérito este músico, guitarra y bombo a la vez. En el otro escenario Ángeles del Infierno lo daba todo. Estaba hasta la bandera, este grupo que se tienen que desplazar desde Miami, vuelven a su (tierra) para disfrutar del directo como lo hicieron siempre, tocando temas como “Maldito sea tu Nombre”, “Fuera de la Ley” y el esperado “Al otro lado del Silencio”, himno para nuestro panorama musical estatal, por lo menos el de muchos treinta y tantos añeros que allí estábamos.


Llenazo en el concierto de S.A. que, como es habitual, lo dieron todo con su descarga de metal. La peña siempre les agradece su dedicación dándolo todo en sus conciertos, lastima que no les permitan tocar en algunas provincias aún dándoles la razón la justicia. Como en todos sus conciertos, acabaron con el temazo “Nos vimos en Berlín” para que la peña saltara y cantara deseando volver a verlos muy pronto.


Para descansar un poco de tanto metal, sale al escenario el maestro a la guitarra Raimundo Amador, que nos deleito con sus punteos, su voz aflamencada y con su “Ay que gustito pa mis orejas”. Este gitano sevillano con su Gerundina nos hizo disfrutar a todos de su flamenco blues. OLE¡¡


Por fin, tras un fin de semana pasado por agua, el domingo y los chicos del norte, según palabras de Vendetta, nos traen sol. Vamos a ver a Segismundo Toxicómano que hace un repaso de su último disco “Una Bala”. Tienen un directo muy potente que animó a la peña a votar mientras cantaban sus letras. Para ser el último día de esta edición del ViñaRock, aún quedaba bastante peña animada a votar con el punk-rock de Segismundo.


Después de que Segismundo anime a la peña vienen los chicos de Vendetta, formado por antiguos miembros de Skalarriak, con sus trajes negros al más puro estilo Blues Brothers, para hacernos bailar a todos con su ritmo ska.


Los vallecanos Habeas Corpus son una garantía de diversión y buen rollo reivindicativo por donde quiera que toquen. Hicieron botar a la peña con su metal contundente y con sus letras comprometidas. Además de sus ya conocidos torbellinos de peña lograron, al igual que en el Aupa Lumbreiras de años pasados, enfrentar a dos bandos del público en un pogo mortalmente divertido, que animó a todos a seguir bailando.


En el escenario Metálika los chicos de Hora Zulú nos descargaron su mezcla de hiphop, metal y flamenco, con la inconfundible voz de Aitor y los desgarradores riff de la guitarra de Paco Luque (ex-guitarra de Lagartija Nick). Animaron a la peña con, según palabras de Aitor, sus canciones más tristes y menos tristes. Cuando este grupo granaino sale al escenario hace que la peña disfrute a tope.


Después de los bailes que nos pegamos con Hora Zulú, llega el tan esperado retorno de Txarrena, con la nueva incorporación de Brigi (cantante de Koma) a la batería. En este concierto Txarrena, con el Drogas (Barricada) a la cabeza, nos presenta su último trabajo “Azulejo frío”, aunque también hace un repaso a su anterior trabajo, sacado hace 19 años, tocando unos 5 temas. Al Drogas, al igual que al buen vino, los años le sientan muy bien. En el escenario lo da todo y la peña se lo agradece botando y cantando todas sus canciones. Como en otros conciertos nos sorprendió con su careta de lobo cantando “El lobo feroz”. Aupa esos Txarrena¡¡¡


Sobre las 02:30 comienza el concierto de Boikot en el escenario Villarrobledo. La asistencia de público es muy buena a pesar de ser el último día del festival. Empezaron con un buen tema,“Inés”, acompañado por coros femeninos y, para sorpresa de algunos, el gran Chiquitín a la trompeta. Para ir finalizando el show los chico de Boikot nos enseñaron a bailar la coreografía de “Sexo Drogas & Rock and Roll”, adelanto de su nuevo trabajo hasta el momento, para darlo todo al final con “El muro de Berlín”.


Para terminar con la crónica del ViñaRock 2011 solo nos queda decir que, aunque las cifras de asistencia no fueron de las más altas en la historia de este festival, esperamos que sigan así y nos den más rock el año que viene.


El cartel de esta edición se veía flojo en cuanto a rock se refiere y la asistencia de público no fue de las más altas de la historia de este festival, quizá por la climatología o quizá por la crisis. Para terminar con la crónica del ViñaRock 2011 solo nos queda decir que gracias a todos los artistas que han participado en esta edición y que esperamos que sigan así y nos den más rock el año que viene.


Salud y R&R




 


Nombre:
Email:
Comentario:


Design by